domingo, 10 de febrero de 2013

Muerte de Aimé Bonpland

11 de mayo de 1858.  Murió Aimé Bonpland, naturalista y explorador francés, quien vivió en Angostura y junto con Alejandro Humboldt exploró las regiones americanas desde Cumaná hasta el Perú en un viaje de cinco años, pródigo en descubrimientos y que hace época en la historia de la ciencia .
            Bonpland se inició profesionalmente como médico cirujano en la marina de Francia, pero poco después hubo de cambiar la ruta hacia regiones del nuevo mundo para junto con  Humboldt estudiar  aspectos de la nueva tierra relativos a posiciones geográficas y climatológicas.  Asimismo su geología, fauna, flora, etnografía, costumbres y estadísticas.
            Bonpland, acompañado de Humboldt, salió en 1799 de la Coruña, rumbo a Canarias, donde inició exploraciones científicas.  De allí, luego de atravesar el       Atlántico, desembarcó en Cumaná y emprendió recorrido de cinco años por la América del Sur.  Viajó por casi toda Venezuela y en canoa navegó por el Orinoco y Río Negro, estudiando su curso,  principales características y descubriendo la unión del primero con el Amazonas.  En el curso de ese viaje llegó a la Angostura, donde permaneció 30 días y estuvo a punto de morir a causa de intensas fiebres.
            En 1800 llegó a La Habana y después se dirigió a Cartagena de Indias, desde donde remontó el Magdalena, llegando hasta Ecuador y Perú.  Ascendió el Chimborazo escalando sus 5.760 metros de altitud.  Tres años después visitó México, Washington, Filadelfia y, Nueva York, donde embarcó para Burdeos llevando consigo una rica colección muestra de sus investigaciones que hoy se exhibe con orgullo en los museos de Paris y Berlín.
            En 1817, Amadeo Bonpland embarcó de nuevo rumbo a Buenos Aires, llevando en su equipaje numerosas plantas europeas.  Sin la compañía de Humboldt se proponía  continuar explorando la América Meridional, pero su mala fortuna lo llevó a tierras del Paraguay donde el dictador Rodríguez Francia lo acusó de espía y lo encarceló por nueve años.  Bolívar abogó reiteradamente por su libertad y una vez liberado, prosiguió sus estudios cerca de la misión jesuita de San Borja, donde murió el 11 de mayo de 1858, a la edad de 85 años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada