lunes, 26 de enero de 2015

Fundación de Tumeremo

26 de Enero de 1788.  Los religiosos echaron las bases del pueblo de Nuestra Señora de Belén de Tumeremo, el 26 de enero de 1788, no obstante el veto de Miguel Marmión, a la sazón Gobernador de la Provincia de Guayana.
            Dos razones privaron para que los padres misioneros alargaran sus dominios hasta ese punto que se alza 177 metros sobre el nivel del mar, al sureste de Nuria que es la mayor altura de la Sierra Imataca: detener el avance de los holandeses posesionados de la región del Esequibo y solucionar el problema de saturación que presentaba el Hato de la divina Pastora por la rápida multiplicación de la ganadería y consecuencial empobrecimiento de las dehesas.
            Sin embargo, Miguel Marmión, Gobernador de la Provincia de Guayana (1784-1790), contrarrestaba tales razones opinando que establecer misiones próximas al Esequibo, en vez de evitar, facilitaba el acceso para la conquista, el contrabando y la piratería que en ese tiempo favorecían los caribes, enemigos de los españoles.
            De todas maneras, los capuchinos catalanes, contra viento y marea, se arriesgaron y comenzaron, primero, por fundar un hato y luego por materializar la existencia de un poblado.
            Cuando el Reverendo padre Presidente de este pueblo, Fray Mariano de Perafita, informó oficialmente de la fundación de Tumeremo a fin de que se le proveyera de los ornamentos, vasos de consagrar, campanas y demás útiles para el funcionamiento cabal de la Iglesia erigida a la Virgen María como patrona bajo la advocación de Nuestra Señora de Belén, el gobernador Marmión expresó disgusto por no haber sido avisado previamente y también porque tenía noticias del misionero Justo de Barcelona, según las cuales se estaban expatriando los indios de otras misiones para la nueva fundación, lo cual resultaba inconveniente desde el punto de vista geo-político.
            Denunciada la situación ante el Reinado, fue remitido a la Capitanía General de Venezuela cuyo titular era  el Capitán General Juan Guillelms (1786-1792), quien una vez estudiado el asunto, decidió la conveniencia de la fundación de Tumeremo, por lo que al gobernador Marmión no le quedó otra alternativa que aceptarla.


domingo, 25 de enero de 2015

Gobierno de facto en Bolívar

Horacio Cabrera Sifontes
25 de Enero  de 1958. A raíz del movimiento cívico militar que hizo posible interrumpir el continuismo del Gobierno del General Marcos Pérez Jiménez, en Ciudad Bolívar el Agrupamiento No. 6 al mando del Tecnel. Carlos Soto Mayor ocupó la gobernación del Estado y emitió varios comunicados sometiendo a su mando los comandos de Policía y Seguridad, prohibiendo manifestaciones públicas y llamando al orden y la tranquilidad, luego el 25 de enero fue llamado a Caracas y dejó  encargado al segundo Comandante Mayor José Diomedes Quintero, quien se encargó de la Gobernación y nombró Secretario General de Gobierno al doctor José Arapé Garmendia.  Director de Política, doctor Alejandro Reyes Flores; Administración, Pablo A. Mendoza; Tesorero, José Rosalino Flores; Educación, Manuel A. Contreras; Asistencia Social,  Luis Estrada Perdomo; Fomento y Obras Públicas,  ingeniero Gabriel Aguilera Trujillo y Preacto del Distrito Capital, Mayor Manuel Molina Pernía.
            Este Gobierno regional de emergencia apenas hasta el 27, pues la Junta de Gobierno presidida por el Contralmirante Wolfgan Larrazábal Ugueto, nombró Gobernador del Estado Bolívar al historiador  Horacio Cabrera Sifontes, quien tomó posesión el 30 de enero y gobernó hasta el 20 de febrero de 1959, es decir, hasta las elecciones y constitución de un gobierno democrático.
            Tan pronto tomó posesión, el Gobernador nombró al doctor Alberto Palazzi, Secretario general de gobierno; Tesorero, J. M. Sucre Ruiz; Director de Obras públicas, Ingeniero Gabriel Angarita Trujillo; Educación, Alberto Zurbarán; Política, doctor Alejandro Reyes Flores y Prefecto del distrito capital, Carlos Palazzi.
            Igualmente se designó un concejo Municipal de facto, conformado por el doctor J. M. Gómez Rengel, Armando Piñango, Pedro Vicente Guevara, José Totesaut,  y Luis Granati.  Este nuevo Concejo se instaló el 3 de febrero bajo la presidencia del doctor Gómez Remgel, acompañado en la directiva en calidad de Vicepresidentes por  Pedro Vicente Guevara y Josè Totesaut.  Secretario, Lorenzo Vargas Mendoza.

sábado, 24 de enero de 2015

Piar al encuentro del Caroní

24 de Enero de 1817.  Piar que ha dejado sitiada a la Angostura del Orinoco va con su ejército al encuentro del Caroní cuyo paso es clave para tomar las Misiones.  Hace escala  en La Yegüera y de allí sale en esta fecha hacia el Hato San Felipe. El 26 de enero de ese año 1917, el General Piar llega al Hato San Felipe de los Hermanos Gaspar y Bibiano Vidal. Mantiene un diálogo amistoso y logra sumarlos a su ejército que necesita de ellos y de sus hombres, pero también caballos, pues el Escuadrón de Dragones de Caracas, bajo el mando del comandante Ramón Segura, al conocer la llegada del Libertador a Barcelona, desertó dejando a la infantería sin caballería, pues Cedeño aún tardaba en integrarse al Ejercito pues al parecer no había hallado embarcaciones para pasar Caruachi.  Piar se dirige al Libertador en una extensa carta pidiendo severo castigo para los desertores, especialmente para el Comandante Ramón Segura, el coronel graduado Teodoro Figueredo, el cirujano Servellón  Urbina y el Capitán Durand.
            El Hato San Felipe, con miles de cabezas, era entonces el más grande latifundio, con 35 leguas y se extendía desde el Caroní hasta el río Guaimire que desemboca en el Orinoco, veinte kilómetros al oriente de Angostura.  Allí Piar levantó provisionalmente su Cuartel para planificar su entrada y dominio de las Misiones del Caroní.
            En San Felipe, Piar recibe oficio del Libertador anunciándole su arribo a Barcelona, dándole órdenes sobre lo que debe ejecutarse y pidiéndole informes detallados de sus operaciones, luego le remite otro pidiéndole precipite sus marchas con todas sus fuerzas sobre la plaza de Barcelona amenazada por el enemigo desde Unare y la cual estaba resuelto a defender y sostener a como diera lugar.  Igual orden fue trasmitida a los demás jefes de divisiones, pero Piar alega y está convencido que “la rendición de Guayana es inevitable y me veo en la necesidad de continuar la campaña, a pesar de que mis deseos me llaman al lado de V. E.”  Y, en efecto, Piar se olvida de Barcelona, desmonta el Cuartel de San Felipe y se enrumba hacia Caruachi.



viernes, 23 de enero de 2015

El Conde Cattaneo

23 de Enero de 1880. Nació en Pavia, Itaia, Antonio Gaston Francisco Giuseppe Luigi Wenceslao Cattaneo Quirin, o simplemente, el Conde Cattaneo, como lo conoció todo el mundo en Guayana, de la que no quiso desprenderse y en la que guerreó y ocupó cargos públicos de relevancia.
            Conde de Sedrano, militar de carrera, jefe de caballería en Italia y capitán de cosacos en Siberia, ingeniero, licenciado en filosofía y letras.  Un misterioso hecho de sangre ocurrido en el Palacio Real de Quirinal le sustrae a la corte de  los Saboya y se lanza a la aventura por los caminos de América.  Visita Argentina, Brasil, Bolivia, Perú, Estados Unidos y de regreso por México y Centroamérica se encuentra en el puerto de Corinto con las fuerzas del General Santos Zelaya que retornaba a la Presidencia de la República de Nicaragua.  Se agrega a ellas y por sus habilidades llega a ser General de Brigada de aquel país.
            En 1907 llega a Venezuela por Puerto Cabello y Cipriano Castro que tiene noticias de él lo conoce y lo convence para que preste sus servicios a la armada de Venezuela.  Su aventura en Venezuela comienza desde entonces como jefe de la Artillería de la Goleta Nacional de Guerra “Libertadora”.  En diciembre de 1908 cuando Castro se halla en París con un riñón enfermo y su compadre Juan Vicente es proclamado, el Conde Cattaneo se refugia en Trinidad y de allí penetra al Brasil y después a Guayana. Se ocupa de empresas agrícolas y balateras y de pronto se ve envuelto en el movimiento nacionalista del Mocho Hernández junto con los generales Pedro José Fernández Amparan, Ángel Custodio Lanza y Rafael Tovar García.  Fracasado este movimiento, se incorpora a las fuerzas activas del gobierno y ocupa importantes cargos civiles y militares en Guayana, dirige la construcción  de  El Tapón y El Dique de Santa Lucía para defensa de las crecidas del río,  tiempos de Marcelino Torres (1915).  Junto con Fernández Peña desaloja a los ingleses de la Gran Sabana y como funcionario de Obras Públicas inspecciona los trabajos de desecación de la Laguna El Porvenir, la construcción de la escalinata de la calle Carabobo, el Puente sobre el Río Marhuanta y  malecones contra las crecidas del Orinoco. El 29 de junio de 1970 murió en Caracas a la edad de 90 años,


jueves, 22 de enero de 2015

Doña Menca de Leoni

22 de enero de 1973.  A los cinco meses de fallecido su esposo, el ex Presidente de Venezuela Raúl Leoni, murió en Caracas Carmen América Fernández de Leoni, mejor conocida por el pueblo venezolano como “Doña Menca”.
            Nacida en Upata el 23 de julio de 1919, trascendió nacionalmente como Primera Dama de la República y fundadora del Festival del Niño, institución destinada a brindar oportunidades de recreo  y vacaciones a los niños pobres y que posteriormente se transformó en lo que es actualmente la Fundación del Niño.
            Ella, la cuarta hija del matrimonio General Juan Fernández Amparan y Sofía Alcalá, estudió primaria en su municipio natal y bachillerato en el colegio “Lourdes” de Valencia  junto con su hermana mayor Sofía, luchadora social y gremial dentro del campo de la ganadería toda vez que administraba el Hato Puepa que su padre fomentó en El Manteco y donde ella justamente nació en 1915.
            Manola, Mercedes, Manuel Felipe y Carlos son otros hermanos del matrimonio que itineró por Ciudad Bolívar, el Yuruari, Trujillo, Monagas y Portuguesa donde su padre Juan Fernández Amparan se desempeñó como Comandante de Armas y Gobernador durante el mandato de Juan Vicente  Gómez, dictador combatido por quien sería su esposo y por su tío Pedro José Fernández, seguidor del Mocho Hernández y cuya muerte  artera vengó la famosa “Mano Negra del Yuruari” tras la cual se escondían los Hermanos Montenegro.
            Doña Menca contrajo matrimonio con Raúl Leoni el 20 de agosto de 1949 estando éste en el exilio a raíz del derrocamiento de Rómulo Gallegos.  En el exilio de Estados Unidos nació la primera hija, Carmen Sofía.  En el ostracismo de Costa Rica nacieron Luisana, Raúl Andrés y Lorena y el último, Álvaro, en Caracas.
Doña Menca, mujer muy activa, inteligente y trabajadora, despertó manifiesta simpatía entre sus connacionales y desempeñó varios cargos honorarios dentro de la Sociedad Bolivariana,  Comité de Solidaridad Humana, Fundación La Salle y Asociación Venezolana de Mujeres.


miércoles, 21 de enero de 2015

El Gobernador Pedro Volastero Freites

21 de Enero de 1832.  Pedro Volastero Freites, Gobernador de la Provincia de Guayana, envió un informe estadístico al Presidente de la República, José Antonio Páez, enterándolo de la situación política y socio-cultural de la región en contraste con su gran extensión y riquezas naturales de sus tierras.
     Entre los varios aspectos abordados, vale la pena destacar lo que el gobernante dice de la educación y los establecimientos educacionales:“no se conocen en esta provincia sino por sus nombres; apenas se ha percibido una escuela de primeras letras que por algunos tiempos se ha establecido sin los fundamentos capaces para su subsistencia; y sin embargo de la fundación de un Colegio Seminario que se dice existe, todo es nulo porque todo es informe, sin solidez.  La biblioteca formada por los obispos Ibarra, Mohedano y Cabello, está destruida casi del todo por haber desaparecido sus mejores y más selectas obras, a voluntad arbitraria de personas desconsideradas.  Los jesuitas misioneros dejaron una rica y curiosa biblioteca llena de fecundas y célebres noticias adquirida por sus conocimientos generales sobre el territorio, y nada existe ¡Todo ha desaparecido!  Quedando sólo el recuerdo para llenar el vacío en la Historia y remover la consideración del Soberano.
            Pedro Volastero Freites, natural de Barcelona (1793), Estado Anzoátegui, hizo su carrera política en Angostura donde se residenció en 1809 y murió el 18 de marzo de 1854.  Estuvo siempre al lado de la causa republicana y ocupó varios cargos políticos, entre ellos,  Alguacil Mayor del Tercer Consejo Municipal de Angostura y Gobernador a raíz  de la renuncia de Eusebio Afanador al separarse Venezuela de la Gran Colombia.  Pedro Volastero perteneció al Partido Conservador liderado en Guayana por el General Tomás de Heres.



            

martes, 20 de enero de 2015

El Fundador de Cabruta

20 de Enero de 1748. Murió el fundador de Cabruta, sacerdote jesuita Bernardo Rotella, compañero del Padre Gumilla y el primero en señalar en un mapa la existencia del Casiquiare, brazo por donde se escapa el Orinoco hacia Río Negro.
            Rotella, nacido en Borines, España, el 28 de agosto de 1700, ingresó a la Compañía de Jesús a la edad de 23 años, justo cuando fue enviado al Nuevo Reino de  Granada en su gran prueba de fuego que lo convirtió en sacerdote seis años después en Santa Fe de Bogotá.
            De 1731 a 1736 desarrolló una gran actividad junto con el padre José Gumilla para lograr la afirmación de las reducciones jesuíticas a lo largo del Orinoco medio y bajo.  Luego vino el infortunio de vivir desterrado en los llanos venezolanos por acusaciones de contrabando en la provincia de Venezuela.
            En 1740 fundó a Cabruta en el sitio de Bicuiriquima, de donde la trasladó primero al antiguo reducto de  San Francisco Javier y finalmente al punto donde mora en la actualidad, situada al borde sur del Estado Guárico, frente a Caicara del Orinoco de la cual dista 18 kilómetros río de por medio. Muy cerca de esta misión estuvo Nueva  Cantabria, fundada en 1643 por don Martín de Mendoza y Berrío, nieto de don Antonio de Berrío, entonces gobernador de Guayana.

De origen colonial, Cabruta ha sobrevivido y se mantiene como centro de distribución y conexión del corazón del país con todos los pueblos del arco sur del Orinoco. Su disponibilidad de tierras extensas y planas, las facilidades de comunicación que ofrece con respecto a las distintas regiones del país y del exterior, su equidistancia con los grandes centros urbanos, sus abundantes recursos hídricos y su proximidad con centros reales y potenciales de energía hidroeléctrica, la convierte en el punto ideal para el traslado de la Capital de Venezuela tal como ocurrió con Brasil, Sur África, la India y Australia.