sábado, 23 de febrero de 2013

Carreras de Caballos en Angostura

29 de abril de 1820. La afición por las carreras de caballo fue introducida en la provincia de Guayana por los legionarios ingleses e irlandeses que, a falta de instalaciones adecuadas, escenificaban sus desafíos en la Mesa de Angostura.
Testimonio de esa afirmación se halla en el Museo Bolivariano de Caracas, contenido en una hoja suelta, fechada el 27 de abril de 1820 en Angostura, que dice: “DESAFIO DE CABALLOS-se correrá el sábado 29 del corriente, cerca de la Mesa, a las 4 de la tarde, los dos caballos abajo mencionados, con sus respectivos cabalgadores: “El de Mr. Monsanto Bargas corrido por el Mayor Mamby, del Batallón de Albión contra el de Mr. Brown Devereux, corrido por el General Power de la legión irlandesa”.
Esa hoja, suelta sin pie de imprenta, pero seguramente editada en el Taller de impresión de Andrés Roderick, es testimonio fidedigno de que en 1820, la capital de la provincia de Guayana estaba participando de un deporte que la marcaría para siempre y que fueron indudablemente los ingleses y los irlandeses quienes lo introdujeron.
Los nombres de Thomas Mamby, destacado voluntario de la expedición de Elsom, y del General Power, deben, inscribirse en la historia hípica bolivarense como precursores de este deporte del hipismo por el cual los bolivarenses experimentan gran afición.
Thomas Mamby era nieto de Matthew Papper Mamby de Norfolk, un compañero de clases del Almirante Nelson, héroe de la Batalla de Trafalgar.
Para entonces no sólo la cría de ganado vacuno en Guayana era extensiva, sino también la mular y caballar. Los primeros caballos llegados a Guayana procedían del lado colombiano, introducidos allá por el conquistador y fundador de Bogotá, Gonzalo Jiménez de Quesada.
En carta del 19 de enero de 1819 el Mayor Mamby dice a sus familiares en Inglaterra:  “Los Generales Mariño y Valdés están aquí, en la misma residencia. El primero, segundo comandante de la Provincia, me ha mandado a buscar un caballo a cien millas, pues los de aquí son todos malos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada