sábado, 2 de febrero de 2013

Fundación de San José de Oruña

19 de mayo de 1592.  El hidalgo Domingo de Vera Ibargoyen, lugarteniente y comisionado por el Capitán Don Antonio de Berrío, fundó a San José de Oruña en la isla de Trinidad, luego de navegar desde Margarita en tres piraguas con 40 hombres. Allí hizo construir el Hospicio San Antonio y las primeras viviendas para darle forma a la ciudad que en 1593 vino a reconocer  el Gobernador Berrío.
            La fundación de San José de Oruña, en honor a su esposa que había dejado en Cartagena, fue posible gracias al apoyo del Gobernador de la Isla de Margarita Juan Sarmiento, quien facilitó soldados, municiones y alimentos aparte de un préstamo, pues Berrío había perdido casi toda la herencia de su mujer en la búsqueda de El Dorado.
La idea de Berrío era poblar la Isla de Trinidad y desde allí tomar posesión formal de Guayana a la vez que adaptar la población indígena a la realidad de la conquista.  De hecho San José de Oruña se erigía en la Capital de Guayana y Trinidad que por disposición real conformaban una  provincia desde septiembre de 1591, pero ese proyecto colonialista se malogró cuando la isla fue invadida e incendiada San José de Oruña por el británico Walter Raleigh en abril de 1595, tras hacer prisionero a Berrío.
Arrasada San José de Oruña, se levantó en el mismo lugar otra población, San Felipe de Monte, instituida el 15 de febrero de 1596, comprendida en la jurisdicción de Cumaná. En abril de ese mismo año, la vuelta del capitán Domingo de Vera supone el restablecimiento del antiguo nombre de la población, San José de Oruña, que permanecerá durante años como capital de la isla, aunque no de la gobernación, que desde el 21 de diciembre de 1595 pasó  a ser Santo Tomás de la Guayana, nueva ciudad fundada por Berrío en las tierras del Cacique Morequito, más al oriente de la desembocadura del río Caroní.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada