lunes, 11 de febrero de 2013

Alzamiento en Guasipati en 1898




10 de mayo de 1898. Alzamiento de Inocente Fernández y Pedro Hernández con 800 hombres al conocerse la muerte de Joaquín Crespo por las fuerzas del Mocho Hernández en la Mata Carmelera.
            En Guayana resaltaba una importante corriente partidaria del Mocho Hernández, entre cuyos militantes destacaron Juan Fernández, su hermano Pedro José Fernández y Zoilo Vidal y los cuales seguían de cerca los movimientos revolucionarios del Mocho Hernández   De allí que tan pronto supieron lo del suceso de la Mata Carmelera, reaccionaron, ignorando que no obstante la muerte de Joaquín Crespo, la batalla había resultado una derrota para Hernández.
Los insurrectos, al tratar de tomar la Plaza de Guasipati, fueron sometidos por un batallón, al mando del general Martín A. Marcano, movilizado rápidamente desde el Estado Bermúdez (Cumaná). Era el general Ernesto García, presidente del Estado Bolívar, designado por el recién electo Presidente de la República, Ignacio Andrade y comandante de la Quinta Circunscripción Militar, el general Tomás Briceño, a quien, en duelo ocurrido en El Callao, el Mocho Hernández había dejado chingo de un disparo.
             A lo largo de su historia, tres hechos cruentos irrumpieron en la vida tradicionalmente bucólica y apacible de Nuestra Señora del Rosario de Guasipati. El mortal asalto del 6 de abril de 1878 en Rancho de Tejas, cometido por Gaspar Hernández, hacendado del pueblo, contra el norteamericano Frank Busch, conductor del oro (Correo del oro) que producía El  Callao y el cual solía transportar a lomo de cuatro mulas y acompañado de dos peones, hasta Ciudad Bolívar, centro receptor y exportador. La primera batalla (14 de mayo de 1892) de la División Roscio comandada por el General José María (El Mocho) Hernández y organizada por el General Domingo Sifontes y otros caudillos yuruarenses de la Revolución Legalista, contra las fuerzas del Gobierno del Estado Bolívar, comandadas por el general Juan Ovalles que habían salido a su encuentro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada