viernes, 25 de enero de 2013

Virreinato de Sana Fe



Jorge de VillalongaJorge de Villalonga
27 de mayo de 1717, fue erigido por real cédula, el virreinato del Nuevo Reino de Granada y Venezuela.  Hasta entonces habían existido en América dos grandes virreinatos, el de Nueva España o México y el del Perú.  Luego vinieron los de Nueva Granada y el de la Plata que al igual que los otros estuvieron políticamente integrados por Audiencias, Provincias, Adelantamientos y Consejos.  En lo religioso y espiritual formaban Arzobispados, Obispados, Parroquias, Curatos y Provincias de las Ordenes religiosas.
            Nueva Granada y Venezuela dependían antes del virreinato del Perú.  La extensión que ocupó el virreinato de Nueva Granada correspondía a los territorios de las actuales Repúblicas de Venezuela, Colombia y Ecuador.  La capital era la ciudad de Santa Fe de Bogotá.
            El primer Virrey de la Nueva Granada fue Jorge de Villalonga, conde de la Cueva, mal gobernante.  Asumió el cargo en 1719 y al año siguiente el Virreinato fue suprimido.
            El virrey era el representante directo del monarca y ejercía el gobierno en nombre de él, con facultades suficientes pero no omnímodas.
            En 1739 se restableció el Virreinato de Nueva Granada con Sebastián de  Eslaba como Virrey.  Los virreyes de Nueva Granada de 1739 a 1810 fueron Sebastián de Eslaba; José Alfonzo Pizarro, José de Solís Folth de Cardona, Pedro Mesía de la Zerda, Manuel de Guirior, Manuel Antonio Flores Maldonado, Juan de Torrezar Díaz, Antonio Caballero y Góngora, Francisco Gil de Taguara, José de Espeleta, Pedro Mendilueta y Antonio Amar y Borbón.  Entre los virreyes que gobernaron con rectitud se destacaron Sebastián de Eslava, José Alfonzo Pizarro, José Solís Folth de Cardona, Manuel Antonio Flores Maldonado, Antonio Caballero y Góngora y Mesía de la Zerda.  A este último le correspondió cumplir con la orden de la expulsión de los jesuitas en 1767.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada