viernes, 11 de enero de 2013

El Diario de Guayana


9 de junio de 2003. Primera edición del Diario de Guayana, sueño proyectado hacia la consecución de una realidad donde se unieron hasta la coronación, el esfuerzo y solidaridad de dos hermanos: Francisco, un hombre realizado en la industria de la cerámica, quien funge de Presidente de la Editorial Ingenio, empresa matriz del periódico,  y Abilio Suárez, editor y director, consumado como Publicista desde temprana edad y desde los comienzos de la moderna Ciudad Guayana.
            Lo acompañó inicialmente en la dirección de El Diario de Guayana, el Licenciado Cruz Echenique, un veterano periodista formado y realizado en el diario “La Religión” de Caracas, El Correo del Caroní y La Nueva Prensa.
            El diario de 34 páginas se concibe y despacha desde sede propia levantada en la zona industrial Los Pinos, provista la editorial que lo produce con los adelantos de la tecnología que sustenta la comunicación de masas. Es como bien dice su diseñador, un periódico que sale y llega con todos los hierros “un golpe de audacia incalculable”, pues  a juicio de muchos no era este el mejor momento para un medio impreso cuyo sustento es la publicidad mercantil pues el comercio y la industria pasaban por una crisis económica sin precedentes.
“Estar” que es un verbo de presencia y permanencia, lo utiliza acertadamente el editor para iniciar el Editorial: “Aquí estamos…! De pie frente a los retos que nos plantea la región.  Nacemos bajo el signo de la verdad que será nuestra guía en el empeño que nos hemos propuesto: servir con transparencia y honradez a Guayana.  Estamos seguros que los caminos se abrirán para que el desarrollo total de la zona sea realidad tangible en plazo breve”.
            Los demás párrafos están orientados dentro de sus lineamientos al trabajo por una juventud sin vicios, a la necesidad de un compromiso con la gente en aras del progreso, la convivencia y solidaridad y a la obligación que tiene el periódico de mantener permanentemente abiertas sus páginas a todos los componentes de la sociedad.
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada