jueves, 17 de enero de 2013

Guayana separada de Andalucía


4 de junio de 1752. El Rey de Castilla Don Carlos III, en cabal conocimiento de la información y recomendaciones de la Comisión de Límites, tomó la gran decisión de erigir en comandancias separadas toda la provincia de Guayana con inmediata subordinación al Virreinato de Santa Fe y a tal efecto ordenó al Secretario de Estado y del Despacho Universal de Indias, Don Julián de Arriaga, redactar la Resolución o Título Real correspondiente, el cual fue expedido el 4 de junio de 1762. Entre sus consideraciones básicas señala la necesidad de asegurarle en la angostura del río Orinoco una mayor custodia a la población de Guayana lo mismo que a los intereses y Reino de Santa Fe, por la introducción que facilita la conocida navegación del río, como también para precaverla de la intemperie que tan fatal resulta para sus habitantes, impidiendo por esta razón su aumento.
            A través del mismo Título Real, fechado en Aranjuez, el Rey confió interinamente esta responsabilidad al entonces teniente coronel Don Joaquín Sabás Moreno de Mendoza y le asignó sueldo de tres mil pesos anual con cargo a las cajas de la Real Hacienda de Santa Fe de Bogotá,  capital del Virreinato de Nueva Granada.
            En el nombramiento e instrucciones que en documento adjunto al Título recibió Moreno de Mendoza, para entonces en Caracas, se le previene de la necesidad de trasladarse de inmediato a la Provincia de Guayana para comenzar a darle cumplimiento a su misión. tratando con el Gobernador de Cumaná, a quien se expiden las correspondientes órdenes, de las provincias en que ha de tener parte y sobre los auxilios que debe facilitar. Cabe señalar aquí que el gobernador de la provincia de Cumaná, don José Diguja, era opuesto a la traslación y en ese sentido había abogado ante el Rey en reiterados informes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada