miércoles, 1 de mayo de 2013

Traslación de la Capital de Guayana


Santo Tomás de la Guayana trasladada a la Angostura del Orinoco

14 de febrero de 1764.  Se inició el traslado de Santo Tomás de la Guayana a la angostura del Orinoco por disposición real de Carlos III y para lo cual fue encargado el ex Gobernador de Margarita, don Joaquín Sabás  Moreno de Mendoza.
Los trabajos de traslado y construcción de la nueva ciudad los dirigió el Teniente de infantería Francisco Guido durante el lapso comprendido del 14 de febrero al 22 de mayo de 1764, cuando fue bendecida con apenas once viviendas y un  Fuerte.
En las obras de fortificación, nuevo poblado, así como el traslado de los habitantes, se empleo un poco más de tres meses y según se desprende de la relación de cuentas presentada por Andrés de Oleaga, contador oficial de la Real Hacienda, se  gastaron 71.684,5 reales y se utilizaron en mano de obra 208 indios de las Misiones del Miamo, Guasipati, Carapo, Aribis, Santa Clara y Pariaguán; 700 arrobas de casabe: 400 arrobas de carne salada y 22 botijas de aceite de tortuga. En materiales de fábrica se emplearon 521 fanegas de cal, 1200 ladrillos y más de 7 mil tejas.
En la construcción del Fuerte San Gabriel, nombre que le dio Moreno de Mendoza en obsequio al  infante don Gabriel, se trabajó durante 68 días. El bautizo y bendición de la ciudad se efectuó el 22 de mayo del 1764. La bendijo el reverendo Padre Fray Bruno de Barcelona, religioso capuchino y misionero apostólico de la Provincia de Guayana.
Dos fechas históricamente importantes marcan la existencia de la Capital de la Provincia de Guayana, hoy Ciudad Bolívar, la del 21 de diciembre de 1595 cuando fue fundada por don Antonio de Berrío en el lugar donde perviven los Castillos San Francisco y el Padrastro y el 22 de mayo de 1764 cuando finalizó la traslación y refundación en la parte más angosta del Orinoco      
Santo Tomás de la Angostura del Orinoco o simplemente Angostura vino a ser el resultado definitivo del esfuerzo de los colonizadores españoles por consolidar y afianzar la Capital en un sitio seguro contra las reiteradas y sangrientas embestidas de corsarios y piratas de países como Inglaterra y Holanda que pretendían extender sus respectivos reinos de Europa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada