sábado, 2 de marzo de 2013

La Sociedad Liberal Democrática

El Mocho Hernández
22 de abril  de 1890.  La Sociedad Liberal Democrática solicitó al gobierno la reintegración del Territorio Federal del Yuaruari al Gran Estado Bolívar.
            Los habitantes del estado Bolívar ni los de la propia región yuruarense estuvieron jamás de acuerdo con la separación y ello dio lugar a todo un movimiento que lideró la llamada Sociedad Liberal Democrática del Yuruari al frente de la cual estaban el general José Manuel (El Mocho) Hernández, Miguel Parra Hernáiz y Ricardo Juliá García. 
El Territorio Federal Yuruari había sido creado por decreto del Presidente de la República, general Antonio Guzmán Blanco; a objeto de que el Ejecutivo Federal pudiese tener un control directo sobre las fronteras con la Guayana Inglesa y sobre la explotación de los yacimientos auríferos de la Cuenca del río Cuyuní que nace en la Sierra de Lema y tras recorrido de 280 kilómetros por tierra venezolanas se interna en el Esequibo.
            El decreto de creación se produjo el 3 de septiembre de 1881, año en que el incremento de la producción aurífera de El Callao iba sostenidamente en aumento hasta alcanzar en 1885 más de 8 toneladas y lo cual estimulaba desbordantemente la geografía inglesa que se había inventado la Línea Schomburgk para avanzar hasta setenta kilómetros de Tumeremo.
            Uno de los asuntos que preocupaba a la Sociedad era el de no poder nombrar sus propias autoridades.  El gobernador era designado ejecutivamente por el Presidente de la República y casi nunca era del agrado de los yuruarense.
            La sociedad Liberal Democrática poseía una imprenta costeada por la propia comunidad y en ella se editaban todos los impresos relacionados con las banderas de lucha de la agrupación y se afianzó la División Roscio en el curso de la Revolución Legalista que llevó al Mocho Hernández a la Jefatura Civil y Militar de la Provincia, sólo que el Mocho Hernández se volvió contra los intereses políticos de la Sociedad cerrándole la imprenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada