miércoles, 6 de marzo de 2013

Dalla Costa Presidente de Guayana


17 de abril de 1867.  Regresa al país Juan Bautista Dalla Costa y se juramenta ante la Asamblea Legislativa como Presidente Constitucional del Estado Soberano de Guayana.  Tan pronto tomó posesión dictó un decreto de máxima trascendencia que incluso llevó al Presidente Antonio Guzmán Blanco a dictar uno igual para toda la nación.  Disponía  establecer con las rentas del Estado Escuelas Primarias en todos los distritos, toda vez que las Municipalidades de quien hasta entonces dependían, no  estaban en capacidad de costearlas.
            Dalla Costa había sido antes Jefe Político del Cantón Heres, miembro del Concejo Municipal, jefe de las milicias, miembro de la diputación provincial, Gobernador dos veces de la Provincia de Guayana, inspector general de los Ejércitos del Occidente de la República, consultor en los Despachos de Interior y Justicia y ahora Presidente del estado Soberano de Guayana con una autonomía mayor y más independiente del Gobierno Central como resultado de la Guerra Federal.
En el curso de sus ejecutorias como gobernante, Dalla Costa creó Medicaturas, impulso la reedificación de pueblos en decadencia, rebajó equitativamente impuestos municipales, estableció una escuela para artesanos, industriales y jornaleros, fortaleció el ramo pecuario con la primera Ley de Llano, creó una Junta de Fomento presidida por él mismo para proseguir las siguientes obras paralizadas: El Coliseo o Teatro bolívar, allanamiento de la Plaza Bolívar, empedrado de las calles, ensanche del Cementerio, autonomía rentística a varios pueblos, especialmente a la parroquia Nueva Providencia del Cantón Upata para que su producto fuese especialmente aplicado a la construcción de un templo, una cárcel, un cementerio y la mejora del camino a Caratal. 
Ejecutó la primera Ley de Minas en su empeño por revolucionar la explotación del oro hasta lograr el establecimiento de la Compañía Minera de El Callao y de otras que llevaron al periódico “El Correo del Yuruari” a decir que “sin Dalla Costa no habría sido posible la existencia de El Callao”.


ç

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada