miércoles, 9 de marzo de 2016

Muerte de Juan Germán Roscio


 
9 de marzo de 1821.  Falleció en la Villa de Nuestra Señora del Rosario de Cúcuta el doctor Juan Germán Roscio, quien después de haber presidido el Congreso de Angostura, fue nombrado Vicepresidente de la naciente República de Colombia.  Estaba casado con la angostureña Dolores Cuevas Afanador y se había ausentado de la ciudad a principios de junio del año anterior.  La noticia de su muerte se supo en Angostura el sábado 21 de abril y ese mismo día el Correo del Orinoco publicó la siguiente Necrología:
“Al anunciar el fallecimiento del Excmo. Sr. Vicepresidente interino de Colombia Dr. Juan Germán Roscio, sucedido el 9 de Marzo último en la Villa del Rosario de Cúcuta, el más acerbo dolor nos recuerda la pérdida de un Sabio ilustre, de un Magistrado integro de un Patriota eminente, y de un virtuoso ciudadano. Desde el año de 1810 en que, después de un viaje penoso y dilatado, llegó a principios de este año a la nueva capital del Estado, mil graves y difíciles empleos ocuparon de tal suerte su vida, que puede decirse con verdad, que, ni un momento respiró, sino  en servicio de la Patria. Su constancia en la adversidad excede a todo encarecimiento: ni las cadenas mazmorras, ni las miserias y trabajos llegaron a abatir jamás su impávida firmeza o a desviarle un punto de la senda del honor; y aun los déspotas mismos que lo oprimían, se vieron obligados a admirar la grandeza de su alma, y la superioridad de su virtud. Aunque ya no existe entre nosotros, su memoria vivirá eternamente y sus escritos elocuentes, en que confundió e hizo temblar a  los tiranos, defendió la causa de la libertad, y sostuvo  los derechos de la humanidad, serán siempre leídos con placer y entusiasmo por nuestras más distantes generaciones.
            Se quedan solicitando todas las noticias necesarias para formar una relación biográfica lo cual conviene al merito y circunstancias de éste celebre personaje, cuyos títulos a la admiración y gratitud de Colombia son del más alto precio, y se conservarán  fielmente grabados en nuestros corazones”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada