viernes, 18 de marzo de 2016

Muerte de José Félix Blanco



18 de marzo de 1872.  Falleció en Caracas el sacerdote, capellán militar, combatiente revolucionario de la Intendencia, político e historiador, José Félix Blanco.  Falleció a la edad de 90 años, pues había nacido en la misma Caracas el 24 de septiembre de 1782, diez meses antes que el Libertador a quien le sirvió consecuentemente en todos los asuntos de la vida pública. 
Debido a sus actividades políticas y militares había quedado desvinculado del ejercicio sacerdotal, afiliado a la masonería y pedido a la Santa Sede su secularización, la cual le fue concedida por el Papa Gregorio XVI en 1833, con la expresa reserva de que quedaba vigente sobre él la ley de celibato, es decir, la prohibición de contraer matrimonio. Sin embargo, siempre se dijo que había roto con el celibato y contraído de alguna manera la unión conyugal que en cierta ocasión lo confirmó aunque después se contradijo cuando hacía diligencias, entre 1848 y 1855, para volver al sacerdocio a lo que se oponía la Sana Sede hasta que la intervención del Arzobispo de Caracas, Silvestre Guevara y Lira que había viajado a Roma con motivo del Concordato, el Papa Pío IX le concedió a Blanco la rehabilitación sacerdotal por lo que sin mayores preocupaciones espirituales se proponía a morir en paz con Dios y consigo mismo..  Pero para ello debió abjurar solemne y públicamente a la masonería en 1863. De manera, que los últimos años de su vida los dedicó a su ministerio religioso y a proseguir la compilación de los documentos sobre la Historia de Venezuela junto con su amigo Ramón Azpurúa que había comenzado a partir de la colección publicada por Cristóbal Mendoza y Francisco Javier Yánez.
            El Padre Blanco, como mejor era conocido, tuvo una existencia muy activa en todos los campos de la vida pública y militar.  Especialmente de este lado del Orinoco fue relevante su actuación durante la Campaña de Guayana como administrador de la Misiones del Caroní al lado de Manuel Piar e Intendente del Departamento Orinoco en 1827 que abarcaba la provincia de Guayana.
            La historia lo presenta como hijo expósito, criado por la negra libre Berta Madrid.  Adoptó el apellido de su padrino de confirmación el mantuano José Domingo Blanco.  Recientes investigaciones lo señalan como hijo de María Belén Jerez de Aristeguieta y Blanco, una de las llamadas “Nueve Musas Caraqueñas”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada