viernes, 23 de agosto de 2013

Tratado de límites con Brasil

El 23 de agosto de 1973.  - El presidente de la República, Rafael Caldera, anunció la firma del Acta de Clausura de los trabajos de la Comisión Mixta Venezolano - Brasileña de Límites que arranca del Tratado de 1859.
            La nueva demarcación permite anexar aproximadamente cuatro mil kilómetros cuadrados al territorio venezolano, por lo que la superficie de Venezuela, es ahora, de 916.050 kilómetros cuadrados.
            El documento final firmado por los jefes de misiones de demarcación:  por Venezuela, el Director de Fronteras, doctor Román Rojas Cabot y por Brasil, el general Ernesto Bandeira Coelho, Jefe de la Misión Brasileña en presencia del Canciller, doctor Aristides Calvani y de otros funcionarios de la Cancillería e integrantes de las referidas misiones.
            Según la demarcación oficial firmada por los países, se establece que “la línea divisoria de la frontera entre las Repúblicas de Venezuela y Brasil, está materializada en el terreno, a lo largo de su desarrollo general con una extensión aproximada de dos mil doscientos kilómetros, mediante  291 hitos que fueron escogidos tomando en consideración la naturaleza del terreno, el índice de desarrollo regional, la regularidad de las condiciones de intercambio y el resguardo de los intereses de las poblaciones fronterizas”.
            Como resultado de los trabajos de demarcación hacen resaltar puntos geográficos de significación.  En lo que a Venezuela se refiere se destacan el Extremo Sur de su territorio, en la naciente del río Ararí en un punto de la línea del límite señalado por medio de un hito especial a 75 grados y, la profunda inflexión de la línea divisora de más de setenta kilómetros hacia el este, que define la hoya de las naciones del río Orinoco.
            En cuanto a Brasil, se hizo resaltar cuatro de los puntos más altos de su territorio y una caída de agua.  Estos accidentes geográficos son:  el Pico  de la Neblina, con tres mil 14 metros de altura; Pico 31 de Marzo, con dos mil 992 metros; Pico Titiricó, de dos mil 800 metros; Monte Roraima, con 2772 metros y el Salto del río Titiricó, constituido por una voluminosa masa de agua que se precipita en caída libre desde una altura de doscientos veintidós metros y enseguida por otros numerosos saltos, que completan su desnivel total de 600 metros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada