domingo, 14 de abril de 2013

La Ley de secuestros y confiscaciones dictada en Angostura



3 de marzo de 1819. Se plantea en el seno del Congreso de Angostura el tema de los secuestros  de las propiedades de los enemigos de la República una vez que abandonan los territorios tomados por las fuerzas patriotas y acuerda legalizar la situación de facto mediante una Ley Sobre secuestros y confiscaciones sancionada el 6 de junio de ese año 1819 y la cual se contrae al siguiente articulado:
“Art. 1°-Libertada cualquiera Plaza, Ciudad ó lugar por las Armas de las República, deberán ser secuestradas y confiscadas todas las propiedades que se encuentren en el territorio libertado, correspondientes al Gobierno Español:
2°-En la misma confiscación caerán todos los bienes muebles de cualesquiera especie, y los créditos, acciones, y derechos que pertenezcan a los españoles que emigren del país siendo amenazado, ó atacado por la tropa de la República:
3°-Se exceptüan de esta pena los americanos que en el espacio de tres meses se hubieren restituido al mismo país donde emigraron, ó á otro que se encuentre libre en el territorio de la República, con calidad de que hayan de permanecer en él:
4°-También se exceptüan los bienes de todo individuo bien sea americano, bien español, que al acto de entrar las tropas de la República en un país libertado se presenten a sus gefes y abrazen el sistema de la independencia:
5°-Quedan exceptuados de la confiscación los bienes de las mugeres e hijos de los emigrantes que permanecieron en el territorio libre; pero se reservan para el estado el tercio y quinto de los que aquellos habían de heredar del padre emigrado:
6°-También están libres de dicha pena los menores de diez y seis años, aunque hayan emigrado, siempre que cumplida esta edad, al cabo de un año se presenten a incorporarse en la República, corriendo entre tanto la conservación de sus bienes por cuenta del Estado:
7°-Los bienes de la mujer están exceptuados de la Ley de confiscaciones. Las que hayan emigrado, y tenido una conducta positivamente hostil, acreditada con actos de expionage, persecución declarada contra los Patriotas, u otros atentados de igual naturaleza contra la República, si no vuelven á entrar a su territorio un año después de haber sido libertado, incurran en la pena de confiscación de bienes:
8°-Todas las propiedades confiscadas por el gobierno español a los patriotas, serán administradas igualmente por cuenta del estado, hasta que se presenten a reclamarlas legítimos interesados:
9°-Todas las cargas inherentes a las propiedades confiscadas, ya sean por deudas escrituradas con hipoteca ó sin ella, ya por fundaciones piadosas, vínculos, o capellanías a que algún particular tenga legítimo derecho, le serán adjudicados y reservados a sus Señorios en la misma finca”:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada