lunes, 4 de noviembre de 2013

Cyrenius Charles Fitgerald


4 de noviembre de 1896. Cyrenius Charles Fitgerld, ingeniero civil y de minas, vinculado a la explotación ferrífera y aurífera de Guayana, falleció en los Estados Unidos de América, su país natal, y su obituario reproducido en el periódico Venezuelan Herald, de Nueva York  lo dio a conocer con este lamentó:  “…irónicamente, quien fuera Director-Gerente  y lograra el desarrollo  de una de las principales minas de oro del mundo, murió prácticamente en la miseria…”
Cyrenius Charles Fitgerld, efectivamente, fue Director- Gerente de la Compañía  Exploradora Minera del Orinoco, propiedad del norteamericano Joseph B. Austin, primera en introducir maquinarias para el tratamiento de mineral aurífero e iniciadora de la explotación comercial del Oro en Guayana a partir de 1869 hasta 1878 cuando fue declarada en quiebra.
De aquí pasó a desempeñar el cargo de Gerente de la Compañía Minera de El Callao al lado de su Presidente don Antonio Liccioni y logra aumentar  los rendimientos hasta hacer de la mina de El Callao una de las primeras del mundo.  Su permanencia se corta en 1880 cuando decide participar como socio industrial con un 33 por ciento del capital en la fundación de una nueva compañía minera, Alianza de Cicapra, donde figuraba como socio principal  Henry Lord Boultonl.
Poco después Cicapra es absorbida por un Consorcio ingles y Fitzgerald se asocia con el Presidente de la República Antonio Guzmán Blanco para llevar adelante un proyecto relacionado con el desarrollo de la región del delta del Orinoco, el cual se concreta en septiembre de 1883, a través del otorgamiento de dos concesiones de más de 13 millones de hectáreas que abarcaban el Delta del Orinoco hasta el río Esequibo y partes del Oriente venezolano.
En función de este proyecto que comprendía desarrollos agropecuarios, mineros, transporte y colonización, Fitzgerald constituye en Nueva York la empresa The Manoa Company Ltd y nombra ingeniero de minas residente a su recién graduado hijo George Eduard Fitzgerald, quien descubre  en 1885 las minas de hierro de Imataca, la cual se convertirá años más tarde en la primera explotación comercial a gran escala  del mineral de hierro en Venezuela.  Sin embargo, lo s ambiciosos proyectos de Fitzgerald no lograron a traer capitales y el Congreso Nacional rescindió el contrato de las concesiones que produjo el cese de actividades en Venezuela.  Tampoco tuvieron éxito sus proyectos en los Estados Unidos, donde murió a la edad de 65 años.         


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada