domingo, 16 de junio de 2013

¿Sustituir la autoridad de Bolívar?

General Pedro Briceño Méndez

16 de junio de 1817. El General Pedro Briceño Méndez, secretario de Piar en la campaña de Guayana, responde desde Upata, una comunicación enviada por el Libertador desde Angostura, pidiéndole averiguara con relación al proyecto de un nuevo gobierno que se estaría cocinando para sustituir su autoridad.  El Libertador recibió esta respuesta de Pedro  Briceño Méndez:    “Según estoy informado por el general Piar –contesta Briceño- no se ha tratado de erección de nuevo gobierno, o a lo menos no ha llegado a su noticia.  Lo que se intenta no es crear, es reformar el que hay, y hablando en términos propios, ayudar a Vd en  el  gobierno. Es  verdad  que  este  pensamiento  tal  vez  no  habría  tenido  lugar  sin  la  farsa  de  Cariaco; pero  también  es  verdad  que  no  tiene  nada  de  semejante  a  aquélla.  Aquí  no  se  pretende  la  menor  cosa  contra  Vd,  su  autoridad  se  respeta,  y  queda  existente.  Toda  la  pretensión  es  dar  a  V  un  senado  o  consejo  para  que  tenga  algo  de  democrático  o  representativo  nuestra  forma  de  gobierno,  y  para  que  haya  quien  trabaje  en  lo  civil  y  político  mientras  Vd  se  ocupa  en  las  atenciones  de  la  guerra.
Esto  es  todo  lo  que  he  podido  saber  en  el  asunto;  pero  se  me  asegura,  que  aunque  tiene  un  gran  partido  este  proyecto,  nunca  fue  el  objeto  de  los  que  lo  concibieron  llevarlo  a  efecto  tumultuariamente,  sino  proponerlo  a  Vd.  y  que  se  ejecutara  con  legitimidad.  No  sé  si  me  engañan.  Creo  que  no,  porque  no  hay  un  motivo.
Yo  no  me  atreveré  a  decir  a  Vd.  mi  opinión.  Siendo  yo  un  ente  puramente  pasivo  debo  pasar  por  todo  y  callar,  además  de  que  no  me  creo  capaz  de  formarla  en  un  negocio  de  tanta  importancia.  Conozco,  sin  embargo  que,  aunque  no  deja  de  tener  sus  inconvenientes,  tiene  también  sus  ventajas  respecto  de  Vd.  y  respecto  a  la  república (…)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada