jueves, 12 de septiembre de 2013

El Colegio de Abogados

Dr. Brígido Natera Guerra

12 de septiembre de 1894. Se constituyó el Colegio de Abogados del Estado Bolívar bajo la presidencia del doctor Brígido Natera Guerra, justamente a los dos meses y doce días de haber sido sancionada la Ley de Abogados y Procuradores.  En esta fecha se reunieron en el salón de actos académicos del Colegio Federal de Primera Categoría  (Casa del Congreso de Angostura) los doctores Brígido Natera, Heraclio Ortiz, Wenceslao Monserratte Hermoso, Luis Antonio Natera Ricci, Antonio García Romero y, conforme a los artículos 25 y 28 de dicha ley, procedieron a constituirse en Colegio y de hecho nombraron la primera directiva.
Como eran sólo cinco los iniciadores del Colegio, los cargos directivos que también eran cinco recayeron en todos los asistentes, de la siguiente manera: Presidente, Dr. Brígido Natera; Primer Vicepresidente, doctor Herácleo Ortiz; Segundo Vicepresidente, doctor Wenceslao Monserratte Hermoso; Tesorero, doctor Luis Antonio Natera Ricci y Secretario,  Antonio García, para el período bienal 1894-1896. 
Una de las primeras tareas del Colegio de Abogados, fue la de invitar a los profesionales del derecho a cumplir con el requisito de inscribirse en la institución y estudiar a través de una comisión  el Código Orgánico de los Tribunales y todas aquellas leyes que ameritaban revisión.
            La Directiva se reunía cada jueves de la semana y 15 y último habría asamblea.  Era también atribución del Colegio otorgar títulos de procurador.  Los primeros en solicitarlos durante ese período fueron Hilarión Gambús, quien tenía 30 años como agente judicial, Carlos Henrique Acosta y  Brígido Natera Guerra, primer Presidente del Colegio.
El doctor Brígido Natera Guerra, Presidente fundador del Colegio de Abogados del Estado Bolívar, era nativo de Cumaná  y se hallaba radicado en Ciudad Bolívar desde 1856.  Aquí llegó en tiempos de los Monagas, siendo jurisconsulto graduado a los 25 años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada