martes, 30 de julio de 2013

Monseñor Mariano Gutiérrez

B1TOPICOS
30 de julio  de 1968. Monseñor Mariano Gutiérrez Salazar fue consagrado Vicario Apostólico de las Misiones del Caroní en la Catedral de Ciudad Bolívar por el Nuncio Apostólico Monseñor Félix Pirozzi tras haber sido preconizado el Papa Pablo VI.  Su nombre original era el de Padre Bienvenido de Villa Lacayo.
Monseñor Mariano Gutiérrez Salazar, nacido en Villa Cidayo, España, se recibió de sacerdote capuchino en 1939 y al año siguiente viajó a Guayana para dirigir el Seminario de Upata destinado a la formación de sacerdotes indígenas, reubicado luego en Kavanayén donde hubo que cerrarlo finalmente.  En 1953 entró a formar parte de la comunidad religiosa de Kavanayén y en 1968 designado por el Papa Paulo VI Vicario Apostólico del Caroní para llenar la vacante de Monseñor Constantino Gómez Villa.    .          
Monseñor Gómez Villa, ya como Superior Regular y luego Vicario fue protagonista de la fundación de todos los centros misionales de la Gran Sabana.  Junto con Monseñor Nistal consolidó la restauración de la Misión del Caroní, donde permaneció hasta mayo de 1968 cuando decidió retirarse después de 54 años de actividad misionera.  Falleció de leucemia el 24 de marzo de 1981 a la edad de 90 años y sepultado en el altar mayor de la Iglesia Corazón de Jesús de Ciudad Bolívar.


En Guayana se le asignó a los capuchinos un territorio que iba desde la Gran Sabana hasta el Delta pasando por las parroquias de Upata, El Palmar, Guasipati, Tumeremo, El Callao y San Félix, pero el 30 de julio de 1954 fue creado el Vicariato Apostólico de Tucupita, por lo que las Misiones del Caroní, quedaron reducidas a 88.000 kilómetros cuadrados  de la hoya  hidrográfica Caroní-Paragua, con una  población de 20 mil habitantes aproximadamente, distribuida en grupos de la familia pemón (arekuna, kamaracoto, taurepan) y caribes, todos emparentados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada